De Aficionado a Ojo de Experto. Cómo Mejorar tus Habilidades Mientras Dibujas

Pasar de aficionado a experto en dibujo

¿Qué es lo que ocurre en nuestro interior cuando nos ponemos a dibujar?

  • Como vemos
  • Como aprendemos
  • Como se traduce esto en nuestra habilidad para dibujar.

Estos tres factores van evolucionando a medida que practicas el dibujo. Como dibujas hoy, no será igual a cómo dibujaras dentro de unos días, semanas, meses o años.

 

¿Qué elementos intervienen en nuestro proceso de aprendizaje?

 

 A continuación te muestro la clave que hace que todo esto sea posible.

El proceso que te planteo a continuación te ayudará a saber cómo tu aprendizaje te va transformando como artista.

Como dibujante, hay tres partes fundamentales que intervienen en el  proceso de aprendizaje en el dibujo que conviene saber.

 

Visión - entrena tu vista para dibujar lo que ves.

 

En busca de las verdades escondidas.

Para empezar, dentro de este proceso se encuentra la vista. Si ya tienes experiencia dibujando, tú ya sabes ver bien, suena raro lo sé, pero tienes unos ojos muy estupendos que ven de forma honesta lo que hay delante de ti, pero la mayoría de las personas no ven de esta manera.

¿Cómo es esto posible? Pues se debe a que tus ojos han sido entrenados para ver lo que realmente hay detrás de un dibujo.

Tienes una vista entrenada y no te engaña.

Cuando comienzas a dibujar, si partes de cero, la vista engaña mucho, crees que sabes lo que ves y que los trazos que dibujas son correctos, pero la realidad es, que muchas veces acabas con un dibujo que no se parece mucho a la realidad o al modelo que tienes delante.

Esto se debe a que te estas mintiendo constantemente.

Tu nariz crece a lo Pinocho mientras dibujas, pero tranquilo, no lo haces a propósito, esto nos pasa a todos, incluso con artistas que tienen mucha experiencia.

Sobre todo si tienes la oportunidad de comparar tú dibujo con alguien que dibuja el mismo modelo que tú y tiene más experiencia y conocimientos, es posible que notes que a ti te falta algo.

¿Qué es ese “algo”?

Ese algo se debe a que realmente no estás dibujando aquello que estás viendo, y para completar ese algo que desconoces te pones a dibujar, inventando, sin realmente entender muy bien lo que dibujas.

Por ejemplo, si nunca has dibujado las sombras en un dibujo, y te da por dibujar un día las sombras de un modelo complejo que tienes delante de ti, lo que acabas haciendo es copiar lo que ves.

 

Cuando copias te mientes a ti mismo

 

No sabes porque las cosas son como son y por tanto copias la realidad, lo que ves delante de ti.

Si ves que la sombra baja por la pierna pues dibujo la sombra tal como lo ven mis ojos, confías en la vista, pero no te preguntas por ejemplo porque la sombra tiene esa forma, viene de esa dirección, tiene esos tonos, etc.  Te fijas en la realidad y tratas de imitarla, en lugar de comprender que sucede y porqué las cosas son como son.

Todo el mundo puede dibujar, hasta cierto punto, y la razón de que uno dibuja mejor o peor, entre otras cosas, tiene que ver con la práctica, el conocimiento y el aprendizaje.

Si no practicas, aprendes a no ver correctamente lo que hay delante de ti. Aprender a ver, es lo que te voy a enseñar en Trazarte El cómo de las cosas, y el por qué.

Así que es importante darse cuenta que el proceso de dibujar conlleva saber ver correctamente y de manera honesta lo que hay delante de ti.

¿Cómo se consigue? Pues de la siguiente manera.

 

Conocimiento, comprender lo que ves.

 

El conocimiento de causa, aquí interviene el cerebro.

A través de la comprensión, el saber, el entendimiento de lo que hay delante de ti puedes llegar a ver de forma más clara y como resultado comienzas a dibujar mejor, y puedes crear dibujos e inventar mejor.

Desarrollas tu mente artística, le comienzas a enseñar que lo que hay delante de ti es una forma de expresión que tiene un sentido para ti.

Puedes llegar a ver mejor las formas, la perspectiva, el contorno, la silueta, puedes ver las fuerzas que intervienen en la pose, el lenguaje corporal y otras formas de comunicación que te llaman la atención de la figura que tienes delante.

Cuando empiezas a saber más, llegas a momentos en que tu mente hace clic! Uno de esos momentos en que pareces que ves la luz al final del túnel… un, ¡Ya lo tengo!

Cuando sabes, lo que ocurre después, es que aplicas ese conocimiento a lo que ves, pero ya no ves de la misma manera que veías antes, ya estas más entrenado y mientes menos, es decir, eres capaz de ver las verdades de lo que se encuentra delante de ti, comprender lo que ocurre y eres capaz de aplicarlo a tu dibujo, y eso es una sensación fantástica.

Por lo tanto estos dos métodos están estrechamente relacionados, estás viendo y conociendo, a medida que aumentas tus conocimientos comienzas a ver más y mejor, y mientras vas viendo sigues aprendiendo..  y pegas botes de uno a otro constantemente para ir dibujando mejor y mejor.

Cuanto más sepas, mejor verás, y uniendo estas fuerzas, mejor dibujarás.

 

Ejecución, aplica lo que ha aprendido en un gran dibujo.

 

En todo este proceso, se encuentran tus manos, que son los que realmente aplican todo lo mencionado anteriormente y transmiten a los demás toda esa conversación que ocurre dentro de ti.

Tienes que practicar con tus manos, para poder ejecutar aquello que les dices que tienen que hacer.

Cuando aprendes a ver bien, llegas a comprender mejor lo que hay delante de ti a través del conocimiento y la observación, y esto lo aplicas con la práctica. Practicando entrenas la coordinación, ganas soltura, y logras mostrar lo que quieres transmitir dentro de ti.

Para resumir, el proceso de dibujar involucra estas tres partes: VER, SABER, EJECUTAR

 

Conclusión

 

Con todo esto, lo que quiero que entiendas es que cuando uno no dibuja bien, no es porque no sabe dibujar, sino que no ha entrenado ni practicado lo suficiente para saber dibujar.

Dibujar podemos dibujar todos. Todos podemos posar el monigote y de una u otra manera, y si uno no sabe dibujar el monigote, probablemente es porque necesita más práctica o no lo ha practicado en mucho tiempo.

¿Te han ayudado los videos en Trazarte a ver las poses de una manera distinta? Cuéntame tus experiencias, es posible que hayas sentido ya el efecto que estas tres fases tienen en ti.