Cómo coger confianza y perder el miedo a dibujar

Coger confianza y perder el miedo a dibujar - Imagen de Skydive Lillo

Quien no se ha encontrado en la situación de que se prepara para dibujar, saca los lápices, los rotuladores, la goma de borrar, la pluma, los pinceles, y de repente.. la hoja en blanco. Esa hoja vacía aunque con mirada desafiante que nos reta a producir un dibujo que satisfaga nuestro ego artístico o quizás que cause el asombro o agrado de nuestro cliente o público casual. Una situación verdaderamente incómoda y más aún si uno no está emocionalmente predispuesto, motivado, positivo, des estresado..

El tema de hoy va a tratar sobre un aspecto bastante importante acerca del dibujo y es como arriesgarse y perder el miedo a dibujar.

Si ha pasado un tiempo desde la última vez que dibujamos, o si no tenemos mucha experiencia, a veces llegamos con miedo al papel, o notamos que nuestra mano esta rígida, con falta de práctica.. Esto hace que nuestros trazos no sean tan limpios, nuestra muñeca, tímida y precavida, se vuelve rígida y pavorosa ante el papel, en lugar de surfear grácilmente la hoja nos caemos en la primera ola, dando lugar a trazos cortos, a un rayón, a aplicar demasiada presión remarcando líneas o a veces todo lo contrario, dibujar sin aplicar apenas presión produciendo dibujos fantasmagóricos, o dibujamos un trazo que repetimos sin cesar tratando de mejorarlo pero que acaba produciendo un dibujo sucio sobre el papel..

Otra de las causas que pueden afectar nuestro dibujo es el bloqueo mental. Queremos producir algo.. pero no sabemos por donde empezar, o tenemos dudas de si vamos o no por el buen camino. Este bloqueo nos frena, perdemos la concentración y no permite dar alas a nuestra imaginación, lo que hace que no saquemos lo mejor de lo que tenemos dentro.

Efectivamente, dibujar se asemeja a cualquier actividad física, lo cual pensadlo, ¿No resulta tan malo verdad? Ya que el músculo es capaz de memorizar nuestras acciones, recordar nuestro esfuerzo y recompensarnos con el tiempo aportando agilidad y confianza en el dibujo. Lo que hemos aprendido, lo que hemos errado, es tiempo que hemos aprovechado.

Walt Stanchfield

              “We all have 10,000 bad drawings in us. The sooner we get them out the better.”

 

¿Cómo podemos combatir el miedo a dibujar?

 

Pues muy sencillo, acostumbrándonos al riesgo. Hmmm.. ¿Pero no es tan fácil no? Cierto, al fin y al cabo no necesariamente vamos a ir por la vida en plan “Riesgo total”, pero sí que podemos combatir el miedo a arriesgarnos con la práctica. El miedo a dibujar muchas veces esta inducido por el riesgo a equivocarnos con nuestros trazos, pero si aceptamos equivocarnos y lo tomamos como costumbre, seguiremos dibujando/arriesgando, a tal punto que dejará de ser un riesgo, y descubriremos también que se nos abre el mundo de las ideas. Después de todo, muchos artistas reconocen que al empezar a dibujar aún no saben qué van a dibujar, se ponen a ello y después de varios intentos resulta que sale algo que les gusta. ¡Eso es maestría del riesgo!

 A continuación describo otra serie de consejos que espero os sean útiles.

El estado emocional, aunque no es fundamental, es importante. Se puede dibujar estando bien con uno mismo o bajo las circunstancias que sean, pero sí afecta tanto física como mentalmente al dibujo que vamos a producir. Aconsejo que por lo general nos sintamos cómodos y relajados, de esa manera, podremos facilitar el hecho de estar predispuestos a dibujar. Para ello, bueno aunque parece lógico.. trata de no llegar al bloc de dibujo después de haber bebido.. este.. no es una buena idea, además es posible que tu músculo del recuerdo no lo recuerde. Asegúrate de estar dibujando en un espacio en el que te sientas a gusto,  ¿Te gusta dibujar en una habitación propia acondicionada para ello?, ¿O prefieres dibujar fuera en el parque?, ¿O en un aula de arte con caballetes?. Es muy posible que en tu ciudad puedas encontrar espacios acondicionados para ello, por ejemplo en escuelas, universidades o centros de arte. Sea como sea, trata de que el espacio donde dibujes te motive y que tu postura sea cómoda, si puedes ten apoyado tu bloc de dibujo sobre una superficie sólida, como una tabla de madera, y tener accesible tus materiales de dibujo sin tener que moverte demasiado.

Segundo, y muy importante, deshazte de tu goma de borrar. ¡Fuera! Comienza a trazar, y los, entre comillas, fallos que cometas, los vas a dejar tal cual sobre el papel, porque son guías que te permiten corregir y mejorar tus trazos.  Recuerda que errar es aprender, y en dibujo vamos a aprender mucho.

Tercero, practica ejercicios de calentamiento antes de comenzar a dibujar, es muy importante. Tan importante que para ello te he dedicado un video como guía para practicar ejercicios que te harán ganar soltura y practicar el trazo antes de dibujar. Hay que acostumbrar nuestra muñeca a moverse sobre el papel en el que vamos a dibujar.

 

Share